Braquioplastia

Cuando se produce una pérdida de peso moderada o elevada, la piel no siempre es capaz de adaptarse a la disminución de un volumen importante de grasa en un espacio relativamente corto de tiempo. Como consecuencia queda un exceso de piel y grasa residual que se manifiesta como un descolgamiento o flacidez de la zonas afectadas.
Esta paciente estaba especialmente preocupada por el aspecto que mostraban sus brazos al llevar prendas de manga corta.
Se propuso una braquioplastia o lifting de brazos con técnica de doble elipse para conseguir un mejor contorno de los brazos. En primer lugar realicé una liposucción de la grasa residual de la cara interna del brazo para facilitar la movilización del tejido adyacente. A continuación, se realiza la escisión de la piel sobrante. En la braquioplastia la cicatriz se extiende desde el pliegue antecubital a nivel del codo cruzando la axila para alcanzar el pliegue axilar anterior.
Dentro de los cuidados postoperatorios es importante llevar una prenda de presoterapia durante al menos 6 semanas, el cuidado de las cicatrices y ejercicio moderado de biceps y triceps.
Las fotos postoperatorias están tomadas 1 año tras la intervención.

Cerrar